Ruyma. Bombeos de Hormigón




Condiciones Generales

Las condiciones de contratación de BOMBEOS DE HORMIGÓN RUYMA han sido depositadas en el Registro de bienes muebles de Vizcaya en el asiento 16/2004 depósito 16/2004 folio 1 de 4 de Junio de 2.004

En el caso de que el cliente quisiera emitir algún pedido o contrato, las hojas de las que se compongan nuestras ofertas se añadirán a todos ellos como anexo, firmadas y selladas. RUYMA declina expresamente figurar en ellos como subcontratista, puesto que considera que su figura es la de “proveedor de servicios”.

Las condiciones de RUYMA prevalecerán por encima de las que pudieran ser contradictorias en contratos o pedidos emitidos por sus clientes, aún en el caso de que no hayan sido recogidas en ellos.

Los documentos de pago correspondientes a las facturas emitidas por RUYMA, tendrán que estar en su poder necesariamente dentro de los 45 días posteriores a su emisión. En cualquier otro caso, se reserva el derecho a suspender temporal o definitivamente sus servicios.

RUYMA se reserva el derecho a suspender sus servicios en el caso de que su compañía aseguradora de facturación no conceda riesgo, lo anule o lo reduzca y con ello se sobrepase el riesgo vivo.

Para exigir el precio de una bomba es imprescindible realizar el pedido con una antelación mínima de 36 horas. En el caso de que nuestros servicios no fueran solicitados para primera hora del día, RUYMA se reserva el derecho de modificar la hora de comienzo si tuviera que coordinarlo con otro anterior.

Las facturas se realizarán con los datos que figuren en el albarán, que una vez firmado en “Recibido y Conforme” no será modificado por ninguna de las partes. La empresa que realiza el pedido se encargará, si es su deseo, de que al finalizar el servicio una persona autorizada por ella se encuentre a pie de obra para proceder a la firma. En caso contrario se dará por válida la firma de los operarios que allí se encuentren.

RUYMA se reserva el derecho a reclamar la totalidad de los descuentos aplicados desde el inicio en una obra, si han sido ofrecidos “exclusivamente para su totalidad” y el cliente rompe el acuerdo de manera unilateral.

Las estancias en obra incluyen la instalación y limpieza. El tiempo mínimo de limpieza es de ½ hora en bombas de hasta 36 metros y de 1 hora en bombas de 42 metros y superiores.

En caso de avería de la bomba de hormigón, RUYMA, no se responsabilizaría de las pérdidas que se pudieran generar, comprometiéndose únicamente a su reparación o sustitución en el menor tiempo posible. Las posibles averías no afectarían en ningún caso a los derechos de cobro adquiridos por los servicios ya realizados.

RUYMA no será responsable en ningún caso de posibles daños o perjuicios ocasionados por retrasos, paralizaciones o suspensión definitiva de los trabajos a realizar, siempre que sea por causas súbitas o de fuerza mayor, como averías, accidentes, huelgas, inclemencias climatológicas, etc.

La empresa contratante se responsabiliza del desarrollo del servicio objeto del alquiler, de la seguridad de los accesos a la obra, del lugar destinado a la colocación de la bomba (la capacidad mínima necesaria para los apoyos de las bombas es de aproximadamente 3 Kgs. / cm2) y de la dirección y supervisión de los trabajos destinados a ello. Se hará cargo de las pérdidas originadas por su defecto y de las posibles indemnizaciones en conceptos tanto de “paralización” como de cualquier otro que fuera reclamable. El valor diario por paralización de una máquina, se calculará sobre la facturación media que esa misma máquina haya realizado durante los tres meses anteriores al siniestro. En caso de que el bombeo no se pudiera realizar por razones ajenas a RUYMA, se efectuará el cargo correspondiente, según oferta.

Las licencias necesarias para la colocación de la bomba, accesos a determinados lugares, cortes de carriles o carreteras, etc. serán por cuenta del cliente. Las sanciones dirigidas a RUYMA por su falta o defecto le serán repercutidas. La empresa contratante se encargará de que en ningún momento haya personal no autorizado en el radio de acción de sus equipos. Los daños que se les pudieran ocasionar a esos terceros serán exclusivamente de su responsabilidad.

Para obtener un rendimiento adecuado de la bomba de hormigón, se recomienda un contenido mínimo de 350 kilos de cemento por metro cúbico de hormigón. Será responsabilidad del cliente la “bombeabilidad” del hormigón suministrado. Cuando se pretenda bombear hormigones especiales (Resistencias superiores a 500 kilos/ cm2, aditivos especiales, etc.) será imprescindible obtener por escrito la autorización de la dirección de RUYMA. Las pérdidas o daños en la maquinaria, material de bombeo o cualquier bien facilitado por RUYMA por causas imputables al cliente le serán repercutidas según presupuesto del proveedor habitual. Se recomienda disponer del cemento necesario en la obra para facilitar el inicio del bombeo.

El contratista se compromete a facilitar a los operarios de RUYMA, en cumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos, la información e instrucciones relacionadas con los riesgos existentes en la obra, así como de las medidas de prevención y protección correspondientes. Se repercutirán al cliente las sanciones dirigidas a RUYMA que tengan su origen en el defecto o incumplimiento.

Serán por cuenta del cliente el I.V.A. correspondiente a la factura, así como cualquier impuesto, arbitrio o gravamen contemplado por la ley.

RUYMA, S.L. ©

Está Web cumple con los siguientes estándares. Si se desea más información, seleccione los siguientes enlaces y se le abrirá una nueva ventana.